Úlceras bucales


Las úlceras bucales son dolorosas lesiones en las paredes internas de la boca, paladar, mejillas y encías a causa de infecciones por virus, hongos o bacterias, heridas, golpes y uso de aparatos de ortodoncia, las cuales se clasifican de la siguiente manera:

Úlceras traumáticas: aparecen cuando la mucosa bucal sufre irritación o heridas, lo que regularmente es ocasionado por lastimaduras con el cepillo dental, aparatos de ortodoncia mal colocados, ingestión de bebidas muy calientes, masticación inadecuada (especialmente de alimentos duros) y mordedura accidental en lengua o mejillas.

Aftas: su aparición suele asociarse a baja en las defensas del organismo, estrés y ataque de microorganismos (virus, hongos y bacterias).

Herpéticas: Son ocasionadas por el virus del herpes simple y se presentan en forma de ampollas, generalmente afectan la parte externa de los labios, aunque con menor frecuencia se generan en encías y paladar.


Las principales causas son:


  •  Infecciones ocasionadas por virus, bacterias y hongos.
  •  Mordeduras accidentales en mejillas y lengua.
  • Golpes.
  •  Dientes quebrados o dañados pueden rasguñar el interior de la boca y generar heridas.
  •  Respirar por la boca, ya que permite la entrada a microorganismos.
  •  Uso de aparatos de ortodoncia mal colocados, como braquets, dentaduras o puentes, pues lastiman encías, mejillas y lengua.
  •  Fumar y beber alcohol irritan y favorecen la formación de lesiones.
  •  Estrés
  •  Deficiencia de vitaminas del complejo B.
  •  Higiene bucal deficiente.
  •  Reproducción anormal del hongo Candida albicans, que naturalmente se encuentra en la boca sin causar daño.
  •  Sexo oral sin protección, ya que, si hay infección genital, inmediatamente se contagia a la boca.